Sexo con tu pareja y un dildo ¿te animás?

 

Con un hombre
Antes que nada debes hablar con tu pareja sobre el tema. Puede que se sienta ofendido, puede que le excite la idea o puede que simplemente no esté interesado. Describe tus fantasías, lo que tienes planeado hacer con él (y el consolador) y seguro no podrá decirte que no. Una vez que esté a bordo:

Hacele un show sexy:
Primero obligalo a verte usarlo en ti misma. Será raro al principio, pero es el primer paso para que VEA cómo se hacen las cosas. Una vez que sientas que está más o menos listo para unirse al trío, pedile que te de sexo oral mientras tú manejas el consolador.

Úsalo en él: Aunque el masaje de próstata últimamente se ha vuelto muy popular, muchos hombres siguen sin conocer la práctica… ¡y de lo que se pierden! Primero debes aplicar presión en el perineo (el punto entre su ano y los testículos). Una vez que ubiques esa zona erógena, aplicá presión con el dildo.

Llegá más lejos: Si te lo permite (y obviamente habiéndole pedido permiso antes) meté un dedo en su ano. Esto lo ayudará a acostumbrarse a la sensación. Cuando creas que esté listo, inserta poco a poco el dildo y llévalo al orgasmo.

Con una mujer
Aunque estas técnicas son buenísimas entre mujeres, también son sugerencias para parejas heterosexuales.

Duplicá su placer: Dale sexo oral mientras penetras vaginalmente el consolador. La clave está en usar MUCHO lubricante y concentrarse en el sexo lento, pero profundo. Para esta técnica, pueden aprovechar la posición del 69 .

Pensá lejos de la silicona: Experimentá con nuevas texturas como metal, vidrio, piedra y madera. Estas alternativas ofrecerán una experiencia más firme y dura.

De lleno: Algunos consoladores están diseñados específicamente para llegar al punto G. Sus curvas y protuberancias facilitan el alcance, y al mismo tiempo ofrecen sensaciones múltiples. Una vez que hayas localizado el punto G, concentrate en una estimulación rítmica. Para mayor acceso, aprovecha la posición de perrito.

Dos juguetes: Usá el vibrador en su clítoris mientras penetras con el dildo. La combinación de 2 juguetes sexuales le darán el orgasmo que se merece.

Penetración doble: Aprovechá un dildo hecho específicamente para el ano y penetra por atrás con la posición de perrito mientras estimulas ambos orificios. No es lo más cómodo del mundo a menos que ya tenga experiencia con el sexo anal, pero ¿qué pierden con intentarlo? Mientras usen MUCHO lubricante, nada podría salir mal.

Fuente: Eme de mujer (uy.emedemujer.com), por Andrea Bouchot.

¿Y tú qué opinas?

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

WhatsApp ¡Escribinos!